CARPIO ABOGADOS Y ASOCIADOS
CIVIL
Menu
A+ A A-

EL PRINCIPIO DE PUBLICIDAD: ¿ALCANZA TAMBIÉN A LOS TÍTULOS QUE DIERON ORIGEN A LA INSCRIPCIÓN?

De acuerdo con el principio registral de publicidad se presume, sin admitir prueba en contrario, que toda persona tiene conocimiento del contenido de las inscripciones, materializado –según la práctica registral- mediante las solicitudes que hacen ante el referido Registro  los interesados, en el cual se expiden las debidas certificaciones que contienen un resumen de los actos jurídicos celebrados, conforme así se ha dispuesto en los artículos ciento ochentiséis, ciento noventa y uno, ciento noventidós y ciento noventa y nueve del Reglamento General de los Registros Públicos; por tanto, resulta inconsistente el argumento del Juzgador al señalar en el décimo considerando de la recurrida que la publicidad registral también está referida a los títulos que dieron origen a la inscripción, pues esto no es exhibido a los solicitantes, y que según lo ha precisado el Juez obra en el archivo del Registro.

 

EXP. 676-2001-TRUJILLO

 

Concordancias:

C.C.: Arts. 2012; 2013; 2014; 2017.

Regl. Gral RR.PP.: Arts. 186; 191; 192; 199.

 

 

I SALA CIVIL

JUEZ: DRA. SALAZAR DIAZ

PROCESO ABREVIADO

 

RESOLUCIÓN        NUMERO: VEINTINUEVE

Trujillo, veintinueve de Enero del año dos mil dos.­

VISTOS; en Audiencia Pública según constancia de Secretaría que precede; con los expedientes acompañados que se tienen a la vista; y CONSIDERANDO: Primero: Que, fluye del escrito postulatorio de demanda, que la actora doña Edelinira Asunción Matienzo Loayza interpone la presente acción con el objeto que se le declare propietaria del inmueble sub materia y en consecuencia se desafecte toda medida cautelar que tenga sobre la misma; en razón que cuando  compró en el Registro, respectivo no pesaba sobre él embargo alguno; Segundo: Que, mediante escritura pública de compraventa, obrante de fojas tres a seis, se aprecia que la actora adquiere el bien inmueble signado con el número uno de la Manzana "H" ubicado en la sétima cuadra de la Calle Húsares de Junín, Urbanización Monserrate de esta Ciudad, el día cinco de Diciembre de mil novecientos noventiocho, actuando como vendedores don Wilfredo Vásquez Díaz y doña María Nélida Arias Abanto, y cuya inscripción Registral se realiza el dieciséis de Diciembre del mismo año; Tercero: Que, revisados los actuados, específicamente el anexo uno -C, se aprecia que el derecho de la demandante se encuentra debidamente inscrita en el asiento C, siete de la Ficha número diez mil quinientos cincuenticuatro del Registro de Propiedad Inmueble de La Libertad y que a la fecha que adquirió el inmueble sub materia e inscribió el mismo en el Registró, no recaía sobre él carga alguna, conforme ha quedado debidamente acreditado con el certificado positivo de gravamen que obra a fojas nueve y diez; Cuarta: Que, en consecuencia resulta de aplicación el principio registral de publicidad contenido en el artículo dos mil doce de Código Civil por el cual se presume, sin admitir prueba en contrario, que toda persona tiene conocimiento del contenido de las inscripciones y que según la práctica registral, se materializa mediante las solicitudes que hacen ante el referido Registro  los interesados, en el que se expide las debidas certificaciones las que contienen un resumen de los actos jurídicos celebrados, conforme así se ha dispuesto en los artículos ciento ochentiséis, ciento noventa y uno, ciento noventidós y ciento noventa y nueve del Reglamento General de los Registros Públicos; por tanto resulta inconsistente el argumento del Juzgador al señalar en el décimo considerando de la recurrida que la publicidad registral también está referida a los títulos que dieron origen a la inscripción, pues esto no es exhibido a los solicitantes, y que según lo ha precisado el Juez obra en el archivo del Registro;  Quinto: Que, del mismo modo resultan aplicables los principios de legitimación y de fe registral, previstos en los artículos dos mil trece y dos mil catorce del Código sustantivo citado, pues por el primero, se presume que el contenido de  las inscripciones son ciertas y produce sus efectos y como tal actuó la actora, pues de la ficha registral respectiva y como ya se mencionó anteriormente, la demandante tomó como cierta la información brindada por el registro respecto del inmueble que adquirió con la seguridad que sobre él no pesaba ningún gravamen o carga; y que el principio de buena fe registral también le es aplicable, pues no se ha demostrado que la actora haya adquirido el bien de mala fe, además que lo ha hecho a título oneroso, cuya adquisición se encuentra apoyada en la vía previa inscripción del trasmitente y cuyo título de adquisición ha sido debidamente inscrito; Sexto: Que, siendo esto así también le es aplicable a la demandante el principio de impenetrabilidad contenido en el artículo dos mil diecisiete del Código Civil, pues el embargo que la señora Juez del segundo Juzgado Especializado en lo Civil dispuso recobre su vigencia, de fecha veintitrés de Julio de mil novecientos noventa y nueve, resulta incompatible con el título de la actora, el cual ya se encontraba debidamente inscrito desde el dieciséis de Diciembre de mil novencientos noventa y ocho, que en efecto el Registrador Público así lo hizo saber a la Magistrado mediante Oficio número cero ventiocho  noventa y nueve – ORRLL-PROPPO/RAAS, el mismo que obra de fojas doscientos diecisiete a doscientos dieciocho; Sétimo: Que, por lo anteriormente expuesto, prevalenciendo el principio de que el derecho real sobre uno de naturaleza personal, norma aplicable al caso subjudice, la presente acción debe ser amparada y reconocerse el derecho de la demandante sobre el inmueble sub litis; REVOCARON: la sentencia corriente de fojas doscientos veintinueve a doscientos treintiséis, de fecha veinticuatro de Agosto del dos mil uno, que declara INFUNDADA  la demanda sobre Tercería de Propiedad interspuesta por Edelmira Asunción Matienzo Loayza contra Juana Leoverilda Martell Cevallos (y no como erróneamente se ha consignado en la sentencia apelada Cevallos) y Francisca Alayo, REFORMANDOLA: la declararon FUNDADA; y los devolvieron.  Ponencia del Señor Vocal Doctor Mariano Salazar Lizarraga.-  S.S. ALMEIDA PEÑA, SALAZAR LIZARRAGA, MORGAN ZAVALETA.

66968 comments

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

back to top
Info for bonus Review bet365 here.

INICIO

CONSTITUCIONAL

CIVIL

PENAL

EMPRESARIAL

ADMINISTRATIVO