CARPIO ABOGADOS Y ASOCIADOS
CIVIL
Menu
A+ A A-

PRINCIPIO DE FE PUBLICA REGISTRAL: FUNDAMENTO

 

 

"... El fundamento del principio de fe pública registral radica en la necesidad de asegurar el tráfico patrimonial cuyo objeto consiste en proteger las adquisiciones que por negocio jurídico efectúen los terceros adquirentes y que se hayan producido confiados en el contenido del registro; para ello, la ley reputa exacto y completo el contenido de los asientos registrales".

 

CASACION Nº 1167-98/LAMBAYEQUE.

Concordancias

C.C.: Arts. 2012, 2013 y 2014.

C.P.C.: Art. 396 inc. 1.

 

 

Lima, dieciséis de diciembre de mil novecientos noventiocho

La Sala Civil Permanente de la Corte Suprema de Justicia de la República en la causa vista en audiencia pública el catorce de diciembre del año en curso emite la siguiente sentencia.

1. MATERIA DEL RECURSO:

Se trata del Recurso de Casación interpuesto por el Banco de Crédito del Perú sucursal Chiclayo contra la resolución de fojas trescientos ochentiocho, su fecha diecisiete de abril de mil novecientos noventiocho, que confirmando la sentencia apelada de fojas trescientos treintitrés, su fecha treinta de setiembre de mil novecientos noventisiete, declara fundada la demanda de fojas treintiuno, subsanada a fojas cincuentiuno, sobre nulidad de acto jurídico y otros conceptos; en consecuencia, nulo y sin valor legal los actos jurídicos contenidos en los testimonios de escritura pública de poder especial de fecha veinticuatro de enero de mil novecientos noventicinco y de fianza solidaria e hipoteca de fecha dieciocho de julio del mismo año en lo que respecta a la segunda cláusula ítem tercero referente a la hipoteca del inmueble ubicado en la calle Lora y Cordero número ochocientos veinticinco de Chiclayo, subsistiendo sus efectos en lo demás que dicho instrumento público contiene; asimismo, declara la nulidad de los asientos registrales correspondientes a los actos jurídicos anulados la nulidad de los asientos registrales; con lo demás que contiene.

2. FUNDAMENTOS DEL RECURSO:

La Sala mediante resolución de fecha veintitrés de junio de mil novecientos noventiocho ha declarado procedente el recurso por la causal relativa a la inaplicación de los Artículos dos mil trece y dos mil catorce del Código Civil basado en que el Banco recurrente ha adquirido derechos de garantía de quien registralmente gozaba de facultades para otorgarlos; agrega que se vulnera la eficacia de los actos jurídicos realizados de buena fe en mérito al principio de publicidad registral.

3. CONSIDERANDO:

Primero.- Que, por razones expositivas es pertinente que previamente se examine el principio de fe pública registral previsto en el Artículo dos mil catorce del Código Civil para luego seguir con el principio de publicidad regulado en el Artículo dos mil trece del mismo código.

Segundo.- Que, el fundamento del principio de fe pública registral radica en la necesidad de asegurar el tráfico patrimonial cuyo objeto consiste en proteger las adquisiciones que por negocio jurídico efectúen los terceros adquirentes y que se hayan producido confiados en el contenido del registro; para ello, la ley reputa exacto y completo el contenido de los asientos registrales.

Tercero.- Que, en efecto, las inscripciones del registro se consideran exactas y completas respecto de terceros adquirentes de buena fe, ya que quien adquiere el derecho de propiedad, una servidumbre o un derecho de hipoteca confiado en la exactitud del registro deviene en propietario, titular de la servidumbre o de la hipoteca.

Cuarto.- Que, la norma sub exámine tiene como su fuente inmediata el Artículo treinticuatro de la Ley Hipotecaria española, tal como se señala en la exposición de motivos oficial del Código Civil, por lo que atendiendo a su fuente y a lo expuesto por los ponentes del Libro de los Registros Públicos, doctores Jack Bigio Chrem y Víctor Raúl Ramírez, la fe pública registral protege la adquisición efectuada a título oneroso y con buena fe de quien aparece en el registro como titular registral, que se inscribe en el registro, contra cualquier intento de enervar dicha adquisición que se fundamente en causas no inscritas antes (Exposición de Motivos Oficial del Código Civil, Editorial Cuzco, mil novecientos noventiocho, páginas ciento noventicuatro y ciento noventisiete).

Quinto.- Que, cabe resaltar que la norma en comento reclama que el tercero adquirente adquiera el derecho de la persona que en el registro aparece con facultades para transmitirlo; que en el caso de autos, el Banco recurrente celebra el contrato de fianza solidaria e hipoteca con el codemandado Carlos Manuel Chávez Vargas en virtud del poder especial que por escritura pública supuestamente fue otorgado por los accionantes y debidamente inscrito en el Registro de Mandatos, de tal modo que el citado banco actúa en la creencia, es decir de buena fe, de que la garantía hipotecaria otorgada a su favor estaba constituido por quien gozaba de facultades para gravar el bien de sus poderdantes, tal como incluso han estimado ambas sedes de instancia, dando lugar a que se le exonere de los daños pretendidos.

Sexto.- Que, siendo así, los derechos derivados de la escritura de constitución de fianza solidaria e hipoteca celebrado por el falsus procurator Carlos Manuel Chávez Vargas con el Banco recurrente, se mantienen o conservan su eficacia en virtud del principio de fe pública registral, por cuanto dicha entidad bancaria ignoraba la existencia de la inexactitud publicada en el Registro de Mandatos; por lo que, es de aplicación al caso de autos el Artículo dos mil catorce del Código Sustantivo, siendo necesario agregar que la inexactitud del registro no debe provenir solamente del registro de la propiedad inmueble tal como era concebido por el Artículo mil cincuentidós del Código Civil de mil novecientos treintiséis sino que las causas de inexactitud pueden provenir de cualquiera de los registros previstos en el Código Civil, tal como expresan los juristas antes citados, en la exposición de motivos oficial del citado Código Sustantivo (Op. Cit., página ciento noventiocho).

Sétimo.- Que, si bien, la escritura pública de poder especial de fecha veinticuatro de enero de mil novecientos noventicinco, inscrita en el Registro de Mandatos, está viciado de nulidad sin embargo ello no es oponible al tercero registral, esto es, al Banco de Crédito del Perú, por estar amparado por el principio de fe pública registral, por ende el acto jurídico mediante el cual adquiere la condición de acreedor hipotecario mantiene su validez.

Octavo.- Que, la fe pública registral sólo protege al tercero registral, por lo que la demanda debe declararse infundada con respecto a la pretensión de nulidad de acto jurídico contenido en la escritura pública de fecha dieciocho de julio de mil novecientos noventicinco, sobre fianza solidaria e hipoteca, referente en particular a la nulidad de la cláusula segunda ítem tercero de la referida escritura pública, mediante la cual el demandado Carlos Manuel Chávez Vargas hipotecó a favor del Banco recurrente el bien inmueble de propiedad de los demandantes.

Noveno.- Que, por consiguiente es de aplicación los Artículos dos mil doce y dos mil catorce del Código Civil en concordancia con el inciso primero del Artículo trescientos noventiséis del Código Adjetivo.

4. SENTENCIA:

Estando a las conclusiones que preceden: declararon FUNDADO el Recurso de Casación interpuesto por el Banco de Crédito del Perú -sucursal Chiclayo-; en consecuencia, NULA la sentencia de vista de fojas trescientos ochentiocho, su fecha diecisiete de abril de mil novecientos noventiocho, expedida por la Primera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque, y actuando como órgano de instancia, REVOCARON la sentencia apelada de fojas trescientos treintitrés, su fecha treinta de setiembre de mil novecientos noventisiete en el extremo que declara nulo y sin valor legal el acto jurídico contenido en el testimonio de escritura pública de fianza solidaria e hipoteca de fecha dieciocho de julio de mil novecientos noventicinco en lo que respecta a la segunda cláusula ítem tercero referente a la hipoteca del inmueble ubicado en la calle Lora y Cordero número ochocientos veinticinco de Chiclayo; REFORMANDOLA en esta parte lo declararon INFUNDADO; la CONFIRMARON en lo demás que contiene; en los seguidos por don Wei Fa Liu y otros, sobre nulidad de acto jurídico y otros conceptos; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial El Peruano, bajo responsabilidad; y los devolvieron.

SS. PANTOJA; IBERICO; SANCHEZ-PALACIOS; ECHEVARRIA; CASTILLO L.R.S.

 

FUENTE                                  :   Diario Oficial El Peruano: Sentencias en Casación, viernes 12 de febrero de 1999, Págs. 2606-2607.

 

33617 comments

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

back to top
Info for bonus Review bet365 here.

INICIO

CONSTITUCIONAL

CIVIL

PENAL

EMPRESARIAL

ADMINISTRATIVO