CARPIO ABOGADOS Y ASOCIADOS
CIVIL
Menu
A+ A A-

PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA. ¿QUÉ SE ENTIENDE POR POSESIÓN PACÍFICA?

 

PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA. ¿QUÉ SE ENTIENDE POR POSESIÓN PACÍFICA?

CAS. Nº 1126-01-LA LIBERTAD

Conforme nos ilustra la Real Academia Española, el término "pacífico" o "pacífica" hace referencia a algo "Tranquilo, sosegado, que no provoca luchas o discordias". En tal sentido, se puede afirmar que la posesión pacífica debe ser entendida como aquella que se ejerce sin perturbación ni cuestionamiento alguno, es decir, en total armonía y con la tácita aprobación y aceptación de los demás integrantes de la sociedad.

Demandante: Sucesión Julia Jacobs Dávila Viuda de Urquiaga

Demandado: Benilda Angélica Muñoz Cabrera

Materia: Prescripción adquisitiva de dominio

Fecha: 30 de Mayo del 2003

 

Concordancias:

C.C.: Art. 896, 905, 950

 

Lima, diez de octubre del dos mil dos

LA SALA DE DERECHO CONSTITUCIONAL Y SOCIAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPUBLICA; Vista la causa el día de la fecha, con los acompañados, luego de verificada la votación con arreglo a ley, emite la siguiente sentencia:

MATERIA DEL RECURSO:

Recurso de Casación interpuesto a fojas cuatrocientos noventisiete, por la representante de la Sucesión demandante, doña Manuela Urquiaga Jacobs de De la Guerra contra la sentencia de vista de fojas cuatrocientos ochentisiete, su fecha catorce de noviembre del dos mil, que confirma la sentencia apelada de fojas cuatrocientos cincuentidós, su fecha cuatro de julio del dos mil, que declara infundada la demanda; en los seguidos con Benilda Angélica Muñoz Cabrera sobre Prescripción Adquisitiva.

FUNDAMENTOS DEL RECURSO:

Que, mediante resolución de fecha doce de noviembre del dos mil uno, obrante a fojas doce del cuadernillo formado en este Supremo Tribunal, se ha declarado procedente el recurso de casación por las causales contenidas en los incisos primero y segundo del artículo trescientos ochentiséis del Código Procesal Civil, es decir, la interpretación errónea e inaplicación de normas de derecho material; y,

CONSIDERANDO:

Primero: que, en cuanto a la primera de las denuncias formuladas, debe señalarse que conforme nos ilustra la Real Academia Española, el término "pacífico" o "pacífica" hace referencia a algo "Tranquilo, sosegado, que no provoca luchas o discordias". En tal sentido, se puede afirmar que la posesión pacífica debe ser entendida como aquella que se ejerce sin perturbación ni cuestionamiento alguno, es decir, en total armonía y con la tácita aprobación y aceptación de los demás integrantes de la sociedad.

Segundo: que en tales linderos de razonabilidad, no se aprecia error alguno en la interpretación realizada por el A-quo respecto del sentido de la norma contenida en el artículo novecientos cincuenta (1) del Código Civil, pues al sostener el mencionado Colegiado Superior que la existencia de procesos judiciales relacionados con la titularidad del inmueble sub - litis, provoca que la posesión alegada deje de tener la calidad de pacífica, se está realizando una adecuada interpretación de dicho dispositivo legal, pues la tramitación de dichos procesos tiene como lógica consecuencia que la alegada posesión deje de ser pacífica debido a la existencia de luchas o discordias.

----

  1. C.C.: Artículo 950o.- La propiedad inmueble se adquiere por prescripción mediante la posesión continua, pacífica y pública como propietario durante diez años.

     

Se adquiere a los cinco años cuando median justo título y buena fe.

-----

Tercero: que, asimismo debe entenderse que la posesión pacífica se presenta cuando el accionante (en un proceso de prescripción adquisitiva) posee el bien sin que exista de parte del propietario (contra quien se dirige la demanda) alguna manifestación directa que la cuestione, careciendo de sentido las alegaciones de la recurrente en el sentido de que tiene jurídicamente mayor valor el ejercicio de hecho que el ocupante del bien tiene de uno de los poderes inherentes a la propiedad, pues la norma cuya interpretación errónea se alega no contiene ninguna disposición en el sentido que pretende darle la actora, no resultando amparable este primer extremo del recurso de casación.

Cuarto: que, en cuanto a la denuncia de inaplicación de los artículos ochocientos noventiséis y novecientos cinco del Código Civil, debe señalarse que efectivamente la Sala Superior incurre en error al considerar que la inexistencia de una posesión inmediata por parte de quien pretende adquirir un bien vía prescripción adquisitiva lo descalifica para adquirir la propiedad, pues conforme a lo dispuesto en los textos legales mencionados, la posesión es el ejercicio de hecho de uno o más poderes inherentes a la propiedad, correspondiendo la posesión mediata a quien confirió el título al poseedor inmediato.

Quinto: que, siendo ello así, se concluye que se encuentra habilitado para demandar la prescripción adquisitiva quien alegue una posesión mediata o inmediata de un bien inmueble, pues el ordenamiento legal vigente no distingue si la posesión para adquirir vía prescripción adquisitiva la propiedad inmueble deba tener alguna de las dos características mencionadas, sino que sólo exige que aquella sea continua, pacífica y pública como propietario durante diez años o durante cinco años si median justo título y buena fe.

Sexto: que, sin perjuicio de la aclaración efectuada, debe tenerse presente que conforme al segundo párrafo del artículo trescientos noventisiete del Código Procesal Civil, la Sala no casará la sentencia por el solo hecho de estar erróneamente motivada si la parte resolutiva se ajusta a derecho.

Sétimo: que, en base a ello y considerando que el error detallado no influye en el sentido de lo resuelto, pues la decisión de las instancias de mérito se ajusta a derecho, toda vez que se ampara en las conclusiones de que la actora no ha probado la posesión del bien (sin entrar a la discusión respecto a que si dicha posesión es mediata o inmediata), que no existe una posesión pacífica y que además carece de legitimidad para obrar desde que es el poseedor no propietario quien puede demandar la prescripción adquisitiva y no el propietario poseedor.

DECLARARON: INFUNDADO el recurso de casación interpuesto a fojas cuatrocientos noventisiete por la representante de la Sucesión Julia Jacobs Dávila Viuda de Urquiaga contra la Sentencia de vista de fojas cuatrocientos ochentisiete, su fecha catorce de noviembre del dos mil; en los seguidos con Benilda Angélica Muñoz Cabrera sobre prescripción adquisitiva de dominio; CONDENARON a la recurrente al pago de una multa equivalente a una Unidad de Referencia Procesal; así como al pago de las costas y costos originados del presente recurso; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial El Peruano, y los devolvieron.

SS. VASQUEZ CORTEZ; ZUBIATE REINA; WALDE JAUREGUI; EGUSQUIZA ROCA; NEIRA BRAVO.

9168 comments

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

back to top
Info for bonus Review bet365 here.

INICIO

CONSTITUCIONAL

CIVIL

PENAL

EMPRESARIAL

ADMINISTRATIVO